Sin luna no hay marea

Una noche
claro de luna
cerca del amanecer
conseguí acercarme a él
ardiente
como siempre lo había imaginado

Sentí calor en las venas
un calor igual
al que se siente
cuando se acelera el corazón

me acerqué
consciente del peligro
cara a cara con él
para intentar besarlo

polos opuestos
atraídos
en órbitas diferentes

me quemé
y mitad de mí
ardió
como arde la pasión
como arde el amor
como arde el dolor
cuando es buscado

¿alguna vez te han hablado de mi cara oculta?
No es nada más que amor
una cicatriz escondida
un sentimiento encontrado
un recuerdo del dolor

Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos

Viajar es marcharse de casa
es dejar los amigos
es intentar volar.
Volar conociendo otras ramas
recorriendo caminos
es intentar cambiar.

Viajar es vestirse de loco
es decir “no me importa”
es querer regresar.
Regresar valorando lo poco
saboreando una copa
es desear empezar.

Viajar es sentirse poeta
escribir una carta
es querer abrazar.
Abrazar al llegar a una puerta
añorando la calma
es dejarse besar.

Viajar es volverse mundano
es conocer otra gente
es volver a empezar.
Empezar extendiendo la mano
aprendiendo del fuerte
es sentir soledad.

Viajar es marcharse de casa
es vestirse de loco
diciendo todo y nada con una
postal.
Es dormir en otra cama
sentir que el tiempo es corto
viajar es regresar.!

Gabriel García Marquez