Nadie sabe, nadie ve

Ni siquiera pasaron semanas desde que hacía demasiado frío para desprenderse del calor con palabras

Cuando no se podía estar en la playa porque el salame dolce se llenaba de arena y el yogurt en la arena

y la arena en la boca

y en el pelo no había salitre

porque en la playa no había ni siquiera mar

 

No pasó un mes desde que los atarcederes eran demasiado pronto para que fuese demasiado tarde

Cuando a las 5 de la mañana no se distinguía madrugar de trasnochar

y el café en las terrazas siempre estaba frío aunque hirviendo

¿cómo iba a desprenderse de cualquier cosa

cuando era imposible incluso desprenderme de la ropa que llevaba puesta?

 

No pasó aún ni el invierno

pero la temperatura me quita capas

y ahora

todo lo que decía es verdad

el salame dolce no tiene arena

incluso hay algo de salitre en el pelo

y los atardeceres han conseguido que sea demasiado tarde

demasiado tarde para tí

para mi todavía es muy temprano

y aunque el café con hielo aún me gusta hirviendo

ya me quito el abrigo

y soy capaz de volver a desprenderme de todo

de todo menos de mi

 

Se trata de no desperdiciar los sueños solo por quedarse dormido

Dices que los colores son para los cobardes
que todos adoran el verde
sin saber que es el color que más lluvia conlleva
Dices que no deshaces las maletas
porque deshacer es rehacer
y rehacer es deshacerse de todo
Dices que el amor lo es todo
porque para ti todo es nadie
y nadie son 7,2 millones de personas
Dices que la luna llena es bonita
porque nunca has mirado un cuarto creciente
que los mejores amaneceres están
en el hemisferio norte
que los mejores atardeceres están
en el hemisferio sur
dices que no quieres nada
porque todo
Dices que en las huellas dactilares está toda la personalidad
porque nadie acaricia de forma igual la comisura de tus labios
Dices que no quieres
amando con locura
Dices que te vas
porque nos vamos todo el rato
y vuelves sin decir nada
Dices que lo dices todo
pero no todo
Dices que todo es Atlántico
porque eres como el océano más bravo
hoy contigo
mañana sin ti
Dices que amas
el calor
porque a menor presión arterial
más sinceras son las palabras
Dices que adoras el cesped
A más cesped más alergia
a más alergia más lágrimas
y todos sabemos que las lágrimas depuran el alma
Dices que ayer es demasiado tarde
que mañana es demasiado pronto
Dices que todo pasa
mientras está pasando
Dices que sí porque sí
Que no porque sí porque no
Dices que el alma pesa más que el hueso
y que si todos necesitasemos pensar para respirar
todos estaríamos muertos