No permitas que una golondrina haga su nido bajo tu tejado

La arena fina de la piel
La piel comida de la vida
el pelo seco de la humedad
el sexo sucio de una lejanía
es la incertidumbre del por fin
de la misma vida en otra vida

Las metáforas de la noche
las cuestas que no cuestan nada
los idiomas
los gritos
las canciones
los abrazos que son como palabras

Los calcetines de un verano
la mirada perdida del hasta luego
la peor mentira del nos vemos
en la vitalidad de algún día

Las plazas secas de otro invierno
la nube fría de la alegría
el sudor caliente de la brisa
unas cejas sonriendo
y 4 notas
que repetía

La golondrina que vuela siempre
rápida
ágil
y decidida
es una carta no escrita
que habla de todo lo que no decía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s